Piedra mallorquina

Este modelo es usado frecuentemente el chalés, zonas rústicas y parques. No precisa cenefas. Los colores ocres y marrones le favorecen.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies. Política de cookies.